Prótesis

¿Por qué es tan importante poner una prótesis en el lugar que ocupaba un diente cuya falta ni siquiera se nota?

Con excepción de las muelas del juicio, cualquier pérdida de dientes produce, antes o después, problemas que no sólo van a afectar a las demás piezas dentales, sino que también llegarán a implicar a los oídos, el estómago, el cuello o la articulación de la mandíbula, e incluso al comportamiento. De ahí que sea tan importante colocar una prótesis.

Reposición de las piezas dentarias:

Puede hacerse mediante dos tipos de prótesis:

1. Prótesis fija

Es aquella que no puede ser retirada de la boca por el paciente. Para realizar una prótesis fija es necesario que existan unos pilares de prótesis donde apoyar. Estos pilares podrán ser piezas que todavía queden en la boca o, en ciertos casos, los implantes. Para realizar una prótesis fija apoyando sobre piezas que quedan en la boca, es preciso reducir el tamaño de éstas para conseguir un espacio que permita colocar sobre ellas unas «férulas» a las irán soldadas las piezas que faltan.

Generalmente, la prótesis se apoya sobre dos o más pilares, ya que con la masticación va a soportar fuerzas que harían que el puente «saltara» si no está bien sujeto en los pilares. Una prótesis fija también puede ser realizada apoyando sobre implantes dentales que han sido previamente colocados en el hueso del maxilar superior o inferior.

 

2. Prótesis removible

Es aquella que el paciente se puede sacar de la boca. Este tipo de prótesis se emplea cuando no es posible obtener pilares sobre los que apoyar la prótesis fija.

Dependiendo de los casos, la prótesis fija se fabrica de dos formas:

-Con una estructura metálica sobre las que apoyan los dientes y a la que van soldados unos retenedores o «ganchos» cuya función es sujetar la prótesis a los dientes remanentes durante los movimientos de boca.

-Con resinas que se adaptan perfectamente al contorno de la encía, fijándose cuando se produce el vacío entre la superficie de la prótesis y la superficie de la mucosa bucal.

 

¿Que cuidados debo tener si llevo una dentadura postiza?

– No se desanime jamás. Hacen falta algunos días para habituarse a su dentadura postiza.

– Si lleva dentadura del maxilar inferior sepa que le llevará más tiempo acostumbrarse a ella.

– Comience por comer alimentos semi-liquidos al principio y poco a poco pasara a los sólidos masticándolos lentamente.

– Evite comer pedazos grandes. Córtelos en pequeños trozos y le será más fácil.

– Acostúmbrese a comer despacio, además de progresar más rápidamente, digerirá mejor lo que coma.

– Si encuentra dificultad al hablar, practique leyendo en voz alta algún texto todos los días.

– Limpie su aparato todos los días, por la mañana y por la noche. Una dentadura que no se cuida es poco agradable y da lugar a la acumulación de placa bacteriana y sarro con el consiguiente mal olor y halitosis.

– Si su dentadura le hace daño, vuelva al dentista cuanto antes, pero para saber dónde le molesta llévela puesta varias horas antes de la cita.

– No trate nunca de arreglar su dentadura postiza, ya que puede dañarla, solo su dentista sabe cómo hacerlo.

 

¿Cada cuanto tiempo debo revisar mi prótesis dental?

Tenga en cuenta que su dentadura se mantiene inalterable, mientras que sus encías e incluso los huesos sufren cambios. Tendrá que acostumbrarse a acudir a una revisión de manera periódica.